Un espacio lleno de grasa, en el cual las personas entran y salen, y en ese momento de entrar y salir sólo pueden ver grasa, suciedad y poco orden, ese lugar con olores fuertes es un taller, con un comandante marcos.

Marcos y su talles es la persona que inspira este proyecto, ya que, en un taller poco aseado y más bien algo oscuro, por la poca luz que entra, se respira un ambiente lleno de alegría, calidez y mucho compañerismo, esto se puede percibir en los retratos y las pequeñas sonrisas, que Marcos y su fiel acompañante nos dejan ver en el lugar donde sólo se percibe grasa,  suciedad y olores densos, y nos demuestran que lo de arriba no muestra la convicción con la que cada día se levantan a trabajar o camellar, como ellos se refieren.