La ciudad es un ser vivo que no descansa, muchos creen que la noche es quietud pero no se dan cuenta de todo lo que ocurre en torno a ella. En la noche los individuos alteran su comportamiento haciendo que la ciudad se transforme en un escenario totalmente diferente, esto convierte a la noche en un lugar mágico donde la orgia de luces en medio de la oscuridad guía el camino de las personas que interactúan en ella.