Category: Alta Consejería

 

 

 

La propuesta del gobierno colombiano de incluir a estudiantes de Medellín en la red de informantes, aparte de ser una barbaridad total, nos demuestra dos cosas: Primero, la lógica irracional, violenta y autocrática del gobierno y segundo, el fracaso en el que han terminado las medidas de mano dura en Medellín y en el país en general. El crimen no es excusa para la aceptación de medidas criminales y es un crimen seguir circunscribiendo a la juventud dentro de la guerra. Menos aún, juventud seleccionada bajo un criterio socioeconómico injusto, utilizando la necesidad y la falta de dinero como un medio para la creación de redes o de grupos armados, como en su momento fueron las CONVIVIR o los llamados “soldados campesinos”. ¿Cien mil pesos? ¿Es eso un chiste o alguna clase de ofensa a la ética?

Register to read more...