Category: Alta Consejería

 

 

 

 

El secuestro de civiles por parte de las guerrillas FARC y ELN es evidentemente un problema grave que enfrentamos en Colombia. El gobierno de Uribe ha justificado su mano dura y su cercanía a los paramilitares concentrando casi toda su gestión en el enfrentamiento de este problema. Ha sido un problema manejado de una manera más o menos efectiva porque, si bien es cierto que vivimos un período en el que se logró el repliegue de las fuerzas insurgentes y la disminución de su capacidad de fuego, de movilidad y de secuestro, así como su número de combatientes, también es cierto que se han invertido muchas vidas de colombianos, en su mayoría pobres, y un porcentaje bastante exagerado del PIB para lograrlo.

Register to read more...