Alta Consejería de El Bogotazo

Categoría: Alta Consejería

Por: Francisco Deckard

Analista político

Lo que ha significado el 2008

El 2008 se ha caracterizado por ser particularmente dinámico para Colombia, situación que toca directamente al sistema político en la medida en que se ha visto perturbado por diferentes desafíos internos y externos en un periodo corto de tiempo. 

 

Solo por enumerar algunos hechos significativos podrían traerse rápidamente a la memoria los siguientes: el ataque de la Fuerza Pública que terminó con la muerte de Raúl Reyes, numero dos de las FARC; la difíciles relaciones diplomáticas con Ecuador, Venezuela y Nicaragua; la muerte de Manuel Marulanda Vélez “Tirofijo” numero uno de las FARC y el ascenso de Alfonso Cano; la deportación de 14 jefes paramilitares a los Estados Unidos en pleno proceso de investigación sobre las relaciones de la clase política y económica con organizaciones armadas ilegales durante las dos últimas décadas y en desarrollo de la reparación de las victimas de la violencia desatada durante el mismo periodo de tiempo; el encarcelamiento, llamado a indagatoria e investigación de una gran cantidad de políticos en su mayorías congresistas y entre los que se cuenta al primo del presidente Álvaro Uribe; el crecimiento del narcotráfico y bandas emergentes; la espectacular liberación de Ingrid Betancourt y otros secuestrados; la movilización masiva de los colombianos en al menos tres ocasiones para pronunciarse sobre la violencia y el secuestro y por supuesto el fortalecimiento del poder ejecutivo en manos del Presidente Álvaro Uribe a pesar de las crecientes tensiones con el poder judicial, la polarización entre opositores y “uribistas”, y el debilitamiento de la coalición de gobierno representada en el poder legislativo a causa de la denominada “parapolítica”.

Un año tan significativo como el 2008 (siendo hoy todavía septiembre) solo podría tener comparación con periodos como el de 1991, año en el cual se redactó la actual constitución colombiana, no podría pensarse entonces que semejante campo de cultivo a futuro es incapaz de crear un estado de cosas diferente y poco predecible.

El panorama para el último trimestre del año

 La tendencia de este último trimestre por tanto no puede considerarse calma a pesar del admirable control que posee sobre la situación el poder ejecutivo y la gobernabilidad que permite la amplia popularidad de Uribe entre los colombianos, el cual acaba de cumplir su sexto año en la Casa de Nariño. 

Tensiones que permanecen

No es posible la calma pues las fuentes de tensión aún continúan presentes, por ejemplo: los enfrentamientos entre la Corte Suprema de Justicia y el gobierno a causa de la parapolítica aún no amainan.  También continúan vigentes los problemas diplomáticos con Ecuador y Nicaragua, aunque con el primero se han creado canales de acercamiento que avizoran una solución de mediano plazo, mientras el segundo no tiene una importancia significativa para el país, algo completamente diferente a lo que viene ocurriendo con Venezuela, lo cual necesita un mayor análisis.  Continua igualmente profundizándose en el plano interno la polarización de la clase política, aunque la mayor parte de la tensión resida en la creciente posibilidad de un tercer mandato de Uribe gracias a un proyecto  de referendo liderado por uno de sus escuderos el secretario general del Partido de la “U” Luís Guillermo Giraldo, iniciativa que hoy cumple una de sus etapas al tener que ser aprobada por el Congreso de la República.

Nuevas tensiones

Panorama financiero internacional y elecciones en Estados Unidos

No pueden demeritarse por ejemplo los efectos que sobre la coyuntura política pueda tener la crisis financiera internacional, que por demás afecta al principal socio político y económico de Colombia, los Estados Unidos.  También en razón a que la creciente popularidad de Uribe también ha logrado sostenerse y crecer por un clima económico favorable que ha permitido el crecimiento del país y el aumento de la inversión.  Algunos dicen por ejemplo que el presidente colombiano puede no presentarse a elecciones para el próximo cuatrienio 2010 – 2014, sino que podría esperar hasta el 2014 por las consecuencias que puede tener la situación económica en la gobernabilidad a partir del 2010.  También es importante señalar la importancia que por la situación económica tendrán tópicos como el empleo, la creación de una infraestructura vial capaz de sostener y aumentar la competitividad del país y la lucha contra la pobreza, temas que pueden en algún momento opacar tópicos relacionados con la seguridad y que han sido el estandarte del gobierno.

Pero tampoco puede dejarse por fuera de las variables de análisis las elecciones que en noviembre decidirán quien es el presidente de los Estados Unidos, pues tal decisión tendrá consecuencias sobre el futuro del TLC, pero también puede replantear el marco que la política exterior colombiana ha sostenido desde 2002 y que ha tenido como piedra angular la cercanía al presidente George Bush.  De ganar Barack Obama, no parece claro cual será la posición de los demócratas frente a Colombia, más cuando se han mostrado reticentes a votar el TLC e influenciaron la disminución del presupuesto de cooperación en seguridad bajo el marco del Plan Colombia.

Hechos a resaltar en el panorama regional

Venezuela, geoestrategia y elecciones

Los entrenamientos que en conjunto harán Venezuela y Rusia en el Caribe tienen un significado simbólico importante ya que hacen referencia directa a la guerra fría, como por el hecho de que tal entrenamiento se hará en un marco donde se han cortado los mecanismos diplomáticos de relación entre Estados Unidos y Venezuela. 

Hay que acotar que tales maniobras navales conjuntas tendrán lugar justo después de las elecciones en Estados Unidos, pero con anterioridad a las elecciones en Venezuela.  Al tiempo Estados Unidos reactiva la Cuarta Flota en el Caribe y la fecha para la salida de este país de la Base de Manta (Ecuador) estará más cerca.

Las elecciones de autoridades locales en Venezuela por otra parte a finales de noviembre, mostrarán con mucha más certeza si Hugo Chávez esta sufriendo un desgaste interno progresivo, como se deduce de la perdida del referendo a inicios de este año, situación que puede beneficiar a la oposición con al menos siete gobernaciones o si por el contrario, la retórica y los movimientos que ha emprendido regionalmente pueden redireccionar el rumbo a su favor.  Las elecciones por tanto definirán la posibilidad de que Chávez siga influyendo políticamente con posterioridad al año 2012 donde se termina su mandato por constitución o si por el contrario la oposición conseguirá generar una coalición suficientemente poderosa para sucederlo.

Ecuador

Por otra parte se encuentra el Ecuador, que más allá de la tensión diplomática que sostiene con Colombia, ha anunciado que a partir de 2009 no mantendrá la concesión de la base de Manta a los militares estadounidenses, lo que genera dos inquietudes:

La primera, ¿Qué país acogerá la nueva base norteamericana? Podría ser Perú, sin embargo no parece que Estados Unidos simplemente este resignada a perder este espacio, pues el control que le permite mantener sobre la zona una base aérea en tierra es considerada fundamental, por lo cual por lo menos para los Estados Unidos un espacio con condiciones similares es una prioridad, más cuando en Latinoamérica se observa tanto el crecimiento del cultivo del narcotráfico, como por otra parte el crecimiento de voces que apoyan un Consejo de Seguridad Suramericano y una cooperación militar más activa entre los países del subcontinente.

La segunda pregunta es ¿a quien dará en concesión Ecuador la base de manta?  El gobierno ecuatoriano ha mostrado la posibilidad de abrirle este espacio a China, pues considera que tal entrada disminuiría la dependencia que Latinoamérica tiene de los Estados Unidos al ser este país el canal de recepción de todas las exportaciones chinas a los países de la región.  De convertirse en realidad una base china en Ecuador, en términos geoestratégicos las consecuencias no serían deleznables ni en el corto, mediano y largo plazo.

La respuesta de Colombia

Tal combinación de factores y los posibles escenarios pueden crear en la región disputas a la cuales de alguna forma u otra la política exterior colombiana tendrá que dar respuesta y estando Colombia en un cambio en su perspectiva diplomática no va a demeritar de plano el fortalecimiento de sus fronteras.  Se debe observar entonces con atención qué tanto da al traste la reestructuración que el actual nuevo Canciller Bermúdez esta haciendo al interior del Ministerio, los objetivos que se ha planteado y cómo los va a emprender con la salida del ahora ex vicecanciller Camilo Reyes, el cual es básicamente la memoria histórica viviente de la diplomacia colombiana (35 años de servicio continuo).

Panorama político interno

Como anteriormente se expuso, las tensiones no cesan, producto tanto de las investigaciones por parapolítica emprendidas por la Corte Suprema de Justicia, como por el referendo que podría permitir un tercer mandato del presidente Uribe, con la consecuente ambigüedad que ha mantenido el mismo y que ha puesto a considerar las elecciones de 2010 desde hace ya un tiempo como el tópico más importante de discusión política en diferentes escenarios.

Siendo el presidente Uribe tan popular la inminencia de un tercer periodo para la oposición genera nervios y polariza las posiciones, mientras que muchos de los presidenciales cercanos a Uribe guardan calma.  En este segundo semestre sin embargo, ocurren hechos que sumados a la ambigua respuesta de Uribe de no lanzarse a un tercer mandato podrían dar visos de lo que se vera dentro del sistema:

Las indagaciones de la Corte Penal Internacional (CPI)

La segunda visita del fiscal de la CPI Luís Moreno Ocampo a Colombia que tomo lugar en el mes de agosto, tiene un significado trascendental, por lo que no es posible mantener tal hecho al margen. Tales indagaciones e interés marca la existencia de una vigilancia detallada sobre la forma en que se esta recabando la información sobre el paramilitarismo y el juzgamiento de los principales culpables en la formación de este fenómeno, la búsqueda de la verdad sobre los hechos relacionados con la violencia de las ultimas dos décadas y la reparación de las victimas. 

La presencia de la CPI tiene una influencia en el corto y mediano plazo para el país y se convierte en una presión que tiene como objetivo el que los órganos judiciales y de investigación, particularmente la Fiscalía, logren resultados en el corto plazo.  No puede simplemente demeritarse que las decisiones de esta Corte no vayan a tener una influencia en el futuro (por lo menos cinco años), lo cual dependerá del tipo de información que el Fiscal Moreno tenga hoy en sus manos.

Elecciones de Procurador, Magistrados de la Corte Constitucional y Fiscal General

La elección de Procurador General de la Nación tendrá lugar en el mes de octubre en el Senado de la República y será elegido de una terna de candidatos enviada por la Presidencia de la República, la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado.    Los grupos de candidato aún se encuentran en formación, sin embargo para procurador ya se barajan nombres como el de Camilo Gómez, antiguo negociador de paz de vertiente pastranista, el ex senador Darío Martínez, el Magistrado de la Corte Constitucional Rodrigo Escobar Gil strado de la Corte Constitucionalo el actual secretario general del Congreso de la República, Emilio Otero. 

De convertirse Camilo Gómez en procurador, el pastranismo tendría un espacio estratégico de influencia y fortalecimiento que de alguna u otra forma, logrará influir la posición del ex presidente Andrés Pastrana en la construcción del panorama electoral del 2010.

Por otra parte el procurador Edgardo Maya que ejerce su cargo hasta enero de 2009, puede emprender acciones con amplia repercusión, más aún si Maya esta interesado en ser uno de los nuevos magistrados de la Corte Constitucional.  Acciones tanto en las investigaciones de funcionarios en la yidispolitica, como sobre aquellos funcionarios con mayor visibilidad investigados por relación con paramilitares.

La elección de seis nuevos magistrados de la Corte Constitucional se hará entre noviembre y diciembre, con las mismas condiciones con las que se elige procurador.  Las consecuencias de esta elección aunque en su mayoría son de mediano plazo y largo plazo, también generara reacciones sobre la relación del gobierno con la Corte Suprema de Justicia y entre las demás cortes, lo cual depende de las calidades, posiciones filosóficas y jurídico políticas de los nuevos magistrados.  De esta elección se podrá o profundizar o crear soluciones ante controversias que van más allá de la parapolítica, como si la tutela procede contra sentencias proferidas por las altas cortes (Corte Suprema y Consejo de Estado) o el dilema de si pueden proceder tutelas contra tutelas.

Por otra parte aunque no tiene incidencia directa sobre el próximo trimestre, si el enfrentamiento entre la Corte Suprema y el gobierno persiste, la elección para Fiscal General de la Nación que tendrá lugar en 2009, será altamente polémica y podría llevar a un juego donde la corte en constantes ocasiones rechace la terna presentada por el ejecutivo, lo que llevara a que en el siguiente trimestre suenen varios nombres, entre ellos el de varios exmagistrados, tal vez de procedencia conservadora.

Consultas internas de los partidos

Otro tema importante que va a marcar el rumbo dentro del sistema político son las consultas internas  que tendrán los partidos Polo Democrático, Conservador y Partido Social de Unidad Nacional, los cuales establecerán su línea de trabajo para el próximo semestre entre octubre y noviembre al realizar cambios en el mando y tomar decisiones que a la final serán unánimes para cada una de esas bancadas, de tales decisiones se desprenderá la posibilidad de generar coaliciones bien sea para enfrentar a un bloque uribista, como  para construir candidatos de manera independiente que sepan reflejar los temas de la agenda que tengan interés para la ciudadanía.

Proyectos de ley

Finalmente y como el punto más obvios a tener en cuenta, esta el paso de los proyectos de referendo por el Congreso de la República, así como los actos legislativos de Reforma política y reforma Judicial.  Solo un cambio en la polarización actual entre aquellos afectos al presidente y aquellos que no, permitirá un paso más o menos eficiente de estos proyectos por el Congreso. Tal vez ese fue el sentido del pronunciamiento del presidente Uribe frente al referendo que busca un tercer mandato del mismo, pues más o menos aseguraba que no deseaba participar en las elecciones de 2010, lo que en cierta forma abre canales de dialogo con el Partido Liberal y algunos sectores del Polo Democrático, moviendo al país hacia el centro ideológico.