Alta Consejería de El Bogotazo

Categoría: Alta Consejería
 
La renuncia de Juan Manuel Santos a la cartera del Ministerio de Defensa, más que ser un acto político en busca del camino a la Presidencia de la República, es una ratificación velada de que Uribe busca la reelección como sea.
Cualquier estratega iniciaría la lucha en forma por conseguir sus objetivos, pero cuando Santos comenta que no será rival de Uribe si va por la tercera reelección, lo que deja en el aire es que claramente Uribe sí irá por la reelección. Por que lo que el buen estratega hace es confundir al enemigo con el fin de desgastarlo.
 
 
Esta noticia lo que busca es poner más incertidumbre, tanto en la opinión pública como en los aspirantes declarados a la Presidencia.En la opinión pública porque los medios se centrarán en el acto de renuncia de Santos y en averiguar cuál será el camino a recorrer. Y en los aspirantes, porque será como una especie de cebo para desestabilizar cualquier acción frente a un nuevo y fuerte opositor.
Para nadie es un secreto la estrecha relación entre Santos y Uribe, y en ella, es obvio que se sabe lo que se espera en el futuro para la reelección. Uribe quiere un tercer mandato pero no quiere demostrar la sed d poder ni quiere parecerse a Correa o a Chávez, es por ello que ha decidido mejor no mencionar nada y dejar que su maquinaria haga el trabajo por él.
Como dije anteriormente, Santos irá adelante en la carrera electoral, confundiendo y distrayendo a lo opositores, desgastándolos. Pero cuando sea el momento de la verdad, se hará a un lado y le cederá el paso a Uribe para que toda su fuerza, en este momento intacta, sea aún más arrolladora.
No tiene sentido desgastar un discurso cuando aún falta tiempo, sin lugar a duda esta estrategia es muy inteligente puesto que serán otros los que trabajarán por la reelección sin siquiera mencionarlo. Son las ventajas de hacer campaña cuando se está en el poder, los recursos y métodos son muy diversos.
Por ahora la misión de Santos será la mencionada, el único descache fue haber mencionado que le dejará el camino libre a Uribe, porque si lo hace luego en plena calentura electoral, será visto como un oportunista o como un tímido contrincante que abandona la carrera ante un gran rival.