Alta Consejería de El Bogotazo

Categoría: Alta Consejería
 
 
 

La noche del 26 de enero del 2009 el candidato presidencial Sergio Fajardo, tuvo una presentación de su modelo político en el Teatro Arlequín. En ella, se expuso claramente cuál es su forma de acción política. Hizo un recuento de los acontecimientos que lo llevaron a incursionar en la política, que posteriormente lo condujeron a la alcaldía de Medellín y que hoy lo mantiene en el claro objetivo presidencial. www.sergiofajardo.com

 

Básicamente, mostró cuál fue su éxito y que nosotros lo podríamos resumir en dos ejes principales: 

1. Acceder al poder para ejercerlo, no para vivir de él.

2. Mantener unos valores claros de gestión, los cuales fueron manifestados desde un principio, en donde se le da un giro sustancial a la forma de hacer política en el país. No es necesario dar incentivos extras para que la gente participe en política.

 



La presentación en Bogotá viene precedida de muchas otras que el candidato ha hecho a lo largo del territorio nacional. Con justa razón, Fajardo afirma que para ser candidato presidencial ha de ser una persona que conozca su país, y que conozca las necesidades, anhelos y aspiraciones de la gente común y corriente. Es por ello, que esta serie de presentaciones y conversatorios le están dando un fuerte bagaje conceptual que le permitirá contruir con mucho más acierto un proyecto político y programa de gobierno más claro y estructurado.

 

Sergio Fajardo invita a todos los colombianos a pasar de la simpatía al compromiso. Es decir, que no basta reconocer la afinidad con ciertas ideas, es necesario hacer parte del cambio de una forma activa. Participar en política en un derecho y una obligación de todos y cada uno de los ciudadanos. Se nos ha olvidado esta premisa fundamental, y le hemos dejado a los políticos de turno que tomen las decisiones sin nuestra intervencióno veeduría. Todos hacemos política así no lo queramos reconocer, el médico, el abogado, el ingeniero, el vendedor de dulces, el zapatero... todos hacemos política diariamente. No esperemos a que las soluciones vengan del cielo, este es nuestro país, vivimos en él y él nos necesita.