Alta Consejería de El Bogotazo

Categoría: Alta Consejería


Foto: elespectador.com                                                                                                 



He aplazado la construcción de este artículo con el fin de llegar aún más allá de lo que los medios dicen, y la conclusión es que usted amigo lector, y yo, somos responsables de la emergencia invernal.

 

El examen de los estragos no puede limitarse a la actualidad. Si lo que estamos viviendo pasó ha sido porque muchos factores se han reunido para que así sucediera. La naturaleza es sabia y ella simplemente hace lo que tiene que hacer. Igual que los terremotos, ellos de por sí no son peligrosos, el peligro radica en que el ser humano realiza construcciones débiles en sitios de riesgo; lo mismo sucede con las inundaciones. De lo anterior surge la pregunta: ¿Entonces se hubiera podido evitar la emergencia invernal? La respuesta es un rotundo ¡SI!

 

Colombia nunca ha sido gobernada por personas capacitadas para ello, ni en el nivel local, ni en el regional ni en el nacional. La Constitución Nacional y las normas vigentes establecen unos requisitos mínimos para que cualquier persona pueda ser Presidente o Alcalde, y eso está bien porque todos debemos tener las mismas oportunidades; el problema surge cuando en situaciones como la actual se quieren establecer responsables.

 

La culpa no la tiene el Presidente Santos, ni el Alcalde Moreno, ni los gobernadores o alcaldes actuales; parte de la culpa la tienen todos aquellos antecesores que no vieron más allá de lo que ya se sabía que podía pasar, porque todos los años pasaba lo mismo.

 

Toda la culpa la tenemos los ciudadanos que no hemos exigido ni hecho el control político que nos corresponde, hemos aceptado la corrupción y el clientelismo como parte de nuestras vidas; hemos visto como los fondos se van a particulares sin que hagamos nada. Somos parte del problema y es complicado salir de él.

 

En Colombia no existe siquiera un plan de ordenamiento territorial que agrupe las zonas del país en regiones productivas, mucho menos va a existir una planeación local que pueda prever qué pasa si cae un aguacero fuera de lo normal. Y la culpa la tenemos todos que no hemos exigido y seguimos eligiendo al que nos compra el voto.

 

Para todo lo anterior tengo un solo argumento. Holanda vive y se ha desarrollado bajo el nivel del mar y en toda su historia tan sólo ha tenido una emergencia por inundación. Gracias a ella se establecieron nuevos planes y medidas que puedan superar cualquier eventualidad. ¿Por qué lo han hecho? La cultura es distinta, la responsabilidad de los gobernantes se remite a su función y los dineros públicos y la vida son sagrados.

 

Finalmente, es claro que de esta vamos a salir sea como sea, lo que debe permanecer es la lección y el recuerdo de todo lo que está sucediendo, para que no pase como todas calamidades que después de un tiempo todo se vaya al olvido, y el próximo año estemos afrontando inundaciones como una novedad nunca vista.

 

Cuidemos el planeta, seamos solidarios y responsables.

 

 

 

 

http://static2.elespectador.com/files/images/mar2009/01b269e33486fa21e14f5506db1c9a78.jpg