Category: Alta Consejería




Sin importar la hora o el día de la semana, sin que medie la medida del pico y placa, Bogotá está estancada. Pero el atasco no es nuevo, lleva años de añejamiento, de hecho lustros enteros. A nadie se le ocurrió pensar que la ciudad iba a crecer, que se iba a desbordar tragándose todo a su alrededor, que iba a necesitar grandes avenidas o suficientes calles. Tampoco nadie pensó en la posibilidad de crear un sistema de transporte público que facilitara la movilidad por la ciudad. Dos ejemplos, de muchos que se multiplican por doquier:

Register to read more...