Alta Consejería de El Bogotazo

Categoría: Alta Consejería

Portada de Leviathan, por Thomas Hobbes

 

 

 

Thomas Hobbes estaría maravillado de haber vivido estos últimos días en Colombia, ya que David Murcia Guzmán, presidente del emporio DMG encarnó la mejor explicación que haya conocido acerca de lo que es el liberalismo en la ciencia política. Veamos.

El Leviatán es como un gran mostruo al que le otorgamos poderes para que él nos regule la vida. El Leviatán es el Estado y todas sus instacias. En nuestro caso, Alvaro Uribe sería como el amo de aquel mostruo, dado que nosotros lo escogimos precisamente para que lo domine. Esto quiere decir que nosotros como ciudadanos tenemos una suerte de contrato con el Leviatán y su amo para que ellos nos cuiden, y sobre todo nos protejan de las amenazas y de aquellos que pretenden sobresalir pasando por encima de los demás.

 

David Murcia Guzmán no sólo intentó sobresalir de entre los ciudadanos utilizando metodos no convencionales, sino que además desafió al Leviatán. Qué pasó entonces? El Leviatán utilizó todo el poder que le hemos dado para actuar de forma feroz y tajantemente. Sin pedir permiso hizo lo que debía hacer: aplacar la amenaza. 

Pocas veces se puede observar el poder que tiene este mostruo sobre nosotros, es por ello que en el ejercicio democrático es tan importante el razonamiento político en cada uno de los ciudadanos, que a través de su propia existencia delega poderes a través del sufragio.  Lastimosamente en Colombia nos acostumbramos a dejar al mostruo con malos amos. No estoy diciendo que Álvaro Uribe Vélez sea mal o buen amo, estoy tratando de hacer caer en cuenta que el poder legítimo es enorme, y que todos y cada uno de nosotros lo podemos controlar.